Por Camelia Ilie y Enrique Bolaños. La noticia, por inverosímil que parezca, es dura y cierta. Nos han cerrado nuestro maravilloso campus de Managua con instalaciones de primer nivel en el mundo en el que formamos líderes locales con una mentalidad global, para contribuir al desarrollo sostenible – tan necesitado – en nuestros países.

Pero solo han cerrado edificios, no nos han cortado las alas, no nos han apagado los sueños y nuestro propósito está más vigente que nunca. El alma de nuestra institución vive en cada uno de nuestros alumnos, graduados, profesores, colaboradores, donantes y tantos amigos que nos han apoyado en las casi 6 décadas de historia de INCAE Business School en la región.

Leer el artículo completo: https://revista.drclas.harvard.edu/incae-the-durability-of-purpose-in-a-…