Nº 3, septiembre 2021.

Al planear una sesión de clase, ¿cuál es tu punto de partida si no tienes la nota de enseñanza o si no hay ninguna nota de enseñanza? Si la clase es mañana, el primer impulso puede ser pánico. La última vez que me pasó fue con Appex, un caso muy complejo en la materia de Cambio Organizacional escrito por el profesor Nitin Nohria. Para mi sorpresa la nota no estaba en mi folder y no tenía la versión electrónica. En un acto de desesperación escribí al prof. Nohria, entonces Decano de Harvard Business School y a quién en ese momento no conocía personalmente, con poca esperanza de una respuesta. No debía haberme preocupado: tenía la nota esa misma tarde.

Pero uno no puede contar con la suerte de una persona tan atenta y organizada como el entonces decano. Entonces hay que preguntarse dos cosas: ¿cuál es el tema de esta sesión y por qué se seleccionó este caso para la sesión? En HBS el caso es generalmente seleccionado por el grupo de profesores que enseña la materia (teaching group); en INCAE cada profesor tiene mucha libertad en la selección de los casos así que debería haber un motivo, alguna conexión entre el tema de la sesión y el caso.

La situación típica es que tienes alguna idea del caso porque un colega lo recomendó o porque lo habías ojeado. Antes de volver a leerlo y preparar tu análisis, es mejor preguntarte qué es lo que los estudiantes deben llevar de la sesión de clase en términos de conocimientos, habilidades y actitudes. ¿Qué deben saber, saber hacer o entender que les hará mejores gerentes y mejores personas? Ya que estas preguntas no son fáciles de contestar, tendemos a evitarlas.

Pero son las más importantes y merecen reflexión. ¿Es el objetivo de la sesión conocer las características de una industria, entender una teoría o aplicar un marco analítico? ¿Aprenderá a dar feedback a un empleado o negociar con un líder sindicalista? A diferencia de las conferencias magisteriales, la discusión de casos puede cambiar actitudes y hasta valores, a reflexionar sobre preguntas como ¿qué significa autoridad? ¿Por qué el turno de noche es más productivo que el turno del día y cuáles son los factores que influyen en la motivación?

Cada sesión de clase, no importa la materia, puede abrir las oportunidades de expandir conocimientos, fortalecer habilidades y hasta cambiar actitudes. A veces ocurre en el calor de la discusión por carambola, como decían en las salas de billar de Nicaragua. Pero mejor anticiparlo, con un buen plan de clase, anclado en los objetivos de aprendizaje.

¿Cómo desarrollar este plan de clase? Será tema de otro número.